12/02/2012

LOS PÓRTICOS DE ESTABILIDAD

Pórtico de estabilidad

Un  recurso para la flexibilidad funcional.



Las naves desmontables son instalaciones formadas por elementos prefabricados específicos, ligeros, mínimos, sencillos, resistentes y manejables para que al montarlos, con facilidad y rapidez, encajen a la perfección y doten al conjunto de una estabilidad y resistencia óptimas.


Se trata de una sucesión de pórticos paralelos de perfiles de aluminio extrusionado sobre placas de acero galvanizado ancladas al terreno.


Algunos de estos pórticos se arriostran con barras de acero galvanizado en diagonal y/o cables de acero en forma de cruces de San Andrés, tanto en los techos como en las fachadas, para tensar el conjunto y garantizar su estabilidad.
La situación de estos arriostraminetos depende de las dimensiones de la nave y es invariable, lo que muchas veces ocasiona un problema al coincidir con circulaciones o pasos previstos para el funcionamiento de la actividad que se desarrolle.


Para solucionar esta coincidencia tan habitual existen los Pórticos de estabilidad. Un refuerzo estructural de los 2 pilares entre los que hay el arriostramiento de fachada a sustituir, que consiste en introducir un perfil de hierro dentro de cada pilar hueco de aluminio y unirlos con una viga, también de hierro galvanizado, liberando así el espacio entre pilares.


Así vemos como una instalación aparentemente rígida en su configuración y distribución es capaz de flexibilizarse con un sencillo recurso.


Kiko Terrasa
Director Técnico
Foro Técnico