18/10/2010

LAS NAVES DESMONTABLES POTENCIAN Y REFLEJAN EL RESURGIR DE LA ECONOMIA PRODUCTIVA

Carpa industrial en Areva

El pasado año la economía productiva española sufrió un verdadero estancamiento. La inversión se paralizó, afectando no únicamente a los planes de expansión, sino que llegó incluso a los medios e instrumentos necesarios para el mantenimiento de la actividad en los niveles alcanzados.


Este año la tendencia se ha invertido.


Las empresas arrancan sus planes de crecimiento con decisiones que hipotequen en menor medida su futuro. Ahora es el momento de la flexibilidad.


Las carpas industriales, las naves desmontables, ya sea en propiedad o en alquiler para los próximos dos o tres años, posibilitan iniciar una fase expansiva sin comprometer decisiones a largo plazo.


No es el momento de construir grandes naves, grandes almacenes, obras que requieren una planificación a 20 o 30 años. Pero si es el momento de empezar a crecer y así lo han entendido grandes industrias afincadas en nuestro territorio.


La economía productiva inicia una fase de crecimiento.



Marta Bermejo
Foro Técnico, S.L.