29/01/2010

El almacenaje con carpas industriales

Nave desmontable para Robert Bosch Gasoline System

Naves de almacenaje desmontables, construidas con sólidas estructuras de aluminio y cubiertas con compuestos textiles de alta resistencia, están resolviendo necesidades temporales de almacenaje de numerosas empresas industriales.


Las Naves Desmontables son un complemento a las construcciones en obra civil, confieren a las unidades de producción una gran flexibilidad. El espacio puede gestionarse como si se tratara de un bien de equipo.


Si el nivel de actividad se incrementa o se reduce, el espacio puede hacerlo del mismo modo.


La situación actual no aconseja acometer proyectos de construcción en obra civil, y en cambio, exige atender las necesidades inmediatas de almacenaje.


Las carpas industriales son una opción para resolver las necesidades de espacio cubierto. Liberan recursos financieros, permiten aplazar decisiones de inversión y confieren flexibilidad a la gestión del espacio.


Pueden alquilarse, para tiempos superiores a 12 meses, o pueden adquirirse mediante leasing o renting, como otro bien de equipo.


Al igual que en otros países industriales, como es el caso de Alemania, los operadores logísticos españoles están valorando con interés este tipo de naves.


Son estructuras robustas y fiables, de fabricación alemana, con precios competitivos (en alquiler, a partir de 1,90 € por m² y mes *) y plazos de entrega cortos (20 a 45 días).


Permiten utilizar solares propios o en arriendo y son instalables sobre terrenos no edificables (con obtención de licencia a precario). Pueden acercar el almacenaje al cliente (“just in time”) y pueden evitar transportes lanzadera a almacenes auxiliares.



Joan Freixas
FORO TÉCNICO